Salsa de tomate casera

Salsas

Hoy en día, por falta de tiempo principalmente, poca gente prepara su propia salsa de tomate o tomate frito casero. En realidad, es una receta que lleva un ratito en hacerse pero, que puede embotarse y que puede durar meses y meses congelada. Para preparar esta salsa, necesitaremos muy pocos ingredientes, que pueden ser sustituidos y puedes añadir otros a tu gusto.

Muy fácil de hacer, aunque no tan rápida. No obstante, mientras se cuece, tú puedes estar a otras cosas. No es necesario estar encima de la elaboración constantemente. Al final, obtendremos nuestra propia salsa de tomate casera, deliciosa y que nada tiene que envidiar a la comercial.

Ingredientes

  • 2kg de tomate triturado o 2 kg de tomates
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 pizca de azúcar
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

Preparación

1.- En una cazuela alta u olla, ponemos a calentar a fuego suave un chorrito de aceite de oliva. Añadimos la cebolla, el pimiento verde y el ajo bien picados. Salpimentamos y cocinamos ambos ingredientes durante unos 10 minutos, removiendo con frecuencia

2.- Cuando la cebolla esté transparente y blanda, añadimos el tomate triturado. Puedes añadir también 2kg de tomates, pelados y sin pepitas pero, para agilizar y facilitar un poco la receta, recomiendo hacerlo con tomate triturado. Si lo haces con tomates enteros, cocinamos otros 20 minutos antes de seguir con el siguiente paso

3.- Si lo hacemos con tomate triturado, directamente añadimos la cucharada de pimentón, la pizca de azúcar, para eliminar el exceso de acidez del tomate, y alguna otra especia a tu gusto, si lo deseas (tomillo, romero, orégano, albahaca, perejil, una hoja de laurel….). Tapamos y cocinamos a fuego suave durante alrededor de una hora

4.- Pasado el tiempo, cuando la salsa haya espesado un poco y haya habido concentración de sabores, rectificamos de sal. Finalmente, si no quieres encontrarte pedacitos de verdura, puedes triturarlo todo. Si no, puedes dejarlo así, tal y como está.

Es fácil preparar tu propia receta de salsa de tomate casera. Además, existen muchas formas de prepararla. A mí, personalmente me gusta más encontrarme trocitos de verduras en la salsa pero, si la quieres más fina, no olvides triturarla al final ¡Recuerda que puedes hacerla en grandes cantidades para después congelarla!

¡Buen provecho!

Si quieres recibir artículos como este en tu móvil únete al Canal de Siete Recetas en TelegramInstagram, Facebook o en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *