Receta fácil: Crumble de durazno

Receta fácil: Crumble de durazno

Postres Saludable

Esta vez les voy a enseñar a hacer un postre/snack/desayuno muy fácil, delicioso y saludable.

El crumble me encanta porque tiene avena. A pesar de que la tienen en mal concepto -de que engorda y bla bla bla- es un carbohidrato complejo con alto contenido de fibra, vitaminas y minerales. Qué mejor excusa para cocinar todo el tiempo con ella jaja.

Además de avena, este crumble tiene pocos ingredientes pero muy nutritivos igualmente. Por ejemplo, nueces de Brasil son una excelente fuente de selenio, magnesio y tiamina. Por otra parte, tiene canela, que ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre, azúcar de coco, que tiene más vitaminas que el azúcar morena tradicional y aceite de coco, el cual tiene propiedades antiinflamatorias si se consume con moderación.

Mejor dicho, este plato está llenito de ingredientes que le hacen bien a nuestro cuerpo y mente. Además, acompañado con yogurt griego o con helado de vainilla (o de banano hecho en casa)…uff.

El peligro de esta receta es comérsela antes de meterla al horno jaja. Es demasiado rica así fría, PERO lo mejor viene después de que sale del horno porque el durazno se pone súper suavecito y más dulce. Además, la parte de arriba se dora un poco y se vuelve crunchy. Asimismo los sabores de la nuez sobresalen y se complementan perfectamente con tooooodo.

Por lo general este postre se acompaña con helado de vainilla, pero yo le puse yogurt griego y quedó espectacular. También puede comerse solito, pero recomiendo 100% que lo acompañen con algo como el helado o al yogurt.

Ingredientes

  • 3/4 taza de avena en hojuelas
  • 1/2 taza de nueces de Brasil partidas en pedacitos
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 1/2 cucharadas de aceite de coco derretido
  • 1 cucharada de azúcar de coco (puede ser panela o azúcar morena)
  • Pizca de sal
  • 4 duraznos
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Zumo de 1/2 limón

Preparación

  1. re calentar el horno a 180C
  2. En un bowl, mezclar muy bien los ingredientes del crumble.
  3. Lavar los duraznos y cortarlos en octavos.
  4. Mezclar en otro recipiente los duraznos ya picados, la miel, el zumo de limón y la canela.
  5. Repartir la capa de duraznos en una refractaria (la que yo usé es de cm x cm)
  6. Repartir la capa del crumble sobre la capa de duraznos.
  7. Llevar al horno más o menos por 30 minutos (o hasta que los duraznos suelten su jugo y la capa de arriba esté ligeramente dorada).
  8. Sacar y servir de inmediato con helado o yogurt griego.
  9. ¡Disfruta!

¡Buen provecho!

Si quieres recibir artículos como este en tu móvil únete al Canal de Siete Recetas en TelegramInstagram, Facebook o en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *