Queso frito

Queso frito

Comida rápida

Un queso frito acompañado de salsa de tomate. En esta ocasión utilizaré mozzarella pero, puedes utilizar el queso que prefieras. Incluso jugar con ellos. Los quesos blandos darán una textura blanda, y derretida. Los quesos curados serán más compactos, con más sabor y algo más duros.

Lo que sí tendrán en común todos, es que irán empanados para que el queso no se derrita y se desparrame en el aceite. Además este empanado también aportara crujo a la elaboración.

El tomate, contrarrestará sabores aportando acidez al queso. En esta ocasión, también haremos una salsa de tomate casera pero, si quieres hacerlo más rápido, puedes utilizar una comercial.

Ingredientes

  • 200g de queso mozzarella fresco
  • 400g de tomate triturado
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Hierbas al gusto tomillo, romero, perejil
  • harina
  • huevos
  • pan rallado
  • sal y pimienta
  • Aceite

Preparación

  1. Preparamos el sofrito de la salsa de tomateEn una cazuela, ponemos a calentar a fuego suave un chorrito de aceite. Añadimos el ajo, la cebolla y el pimiento verde, todo bien picado. Salpimentamos y dejamos cocinar aquí, mientras removemos con frecuencia, unos 10 minutos.
  2. Seguimos con la salsaPasado este tiempo, añadimos el tomate triturado -puedes utilizar también dos tomates enteros, pelados y picados- y las hierbas aromáticas. Volvemos a mezclar y dejamos cocerse aquí otros 40 minutos más. Mejor tapado
  3. Con la salsa ya hecha la trituramosUna vez esté a nuestro gusto, rectificamos de sal y de pimienta y trituramos la salsa con una batidora. Si te gusta encontrarte tropezoncitos, también puedes dejarla entera
  4. Queso fritoCortamos el queso en láminas más o menos gruesas. De un par de dedos de grosor. Pasamos cada lámina primero por harina, después por huevo batido y finalmente por pan rallado. Que se impregnen bien de estos ingredientes. Colocamos en un plato y dejamos reposar en el congelador 10 minutos
  5. FreímosIntroducimos ahora cada loncha empanda en abundante aceite muy caliente. Que el aceite cubra al queso por completo. Dejamos freír aquí en torno a uno o dos minutos. Hasta que el rebozado se dore bien. Ten cuidado con la fritura porque como el queso se caliente en exceso, va a expandirse y terminará por desbordarse del pan rallado. Sácalo del aceite antes que esto ocurra.
  6. Servimos y ¡ya tenemos nuestro queso frito en salsa de tomate listo!En el fondo de un plato ponemos unas cucharadas de la salsa de tomate caliente. Sobre ella un par de lonchas recién fritas, por persona. Podemos espolvorear con un poco de perejil picado para decorar y servimos inmediatamente

¡Buen provecho!

Si quieres recibir artículos como este en tu móvil únete al Canal de Siete Recetas en TelegramInstagram, Facebook o en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *