Chips de maíz caseros

Chips de maíz caseros

Sin categoría

Esta vez, traigo unos chips de maíz que podrían asimilarse con los nachos o Doritos. A excepción de que éstos son sin aceite y con ingredientes 100% naturales.

Para esta receta usé harina de maíz integral, pues contiene más fibra y ácidos grasos esenciales que la harina de maíz refinada. Sin embargo, ésta última también funciona.

Por otro lado, las semillas: ajonjolí tostado y chía. Las incluí, primero, porque me encanta el sabor que aporta el ajonjolí a la comida y, segundo, por su increíble valor nutricional.

Ahora, las especias: paprika dulce, ajo en polvo y cúrcuma. Esta combinación es brillante. El sutil dulce de la paprika (pimentón), el amarguito de la cúrcuma y el contraste con el ajo, se unen y son simplemente una explosión de sabor en boca y, además, le dan un color espectacular.

En cuanto al resultado, van a obtener unos chips crocantes, deliciosos, saludables y libres de aceite porque son horneados.

Lo único es que deben quedar bien delgados y para esto es necesaria un poco de paciencia porque puede tomar tiempo. Por lo tanto, entre más delgados, más crocantes quedarán y menos tiempo en el horno necesitarán.

Eso sí, jamás quedarán como los de paquete, pues esos son súper delgados y los fritan. Estos, por al contrario, son artesanales y quedan más gruesitos.

Lo bueno es que pueden acompañarse con guacamole (mi opción #1) o cualquier tipo de salsa. También se puede hacer un plato de “nachos” con queso, fríjoles negros, vegetales y salsas (yum). O simplemente se pueden comer solos e igualmente son deliciosos…hasta el punto de obsesionarse con ellos y comer un montón sin darse cuenta.

Ingredientes

  • 1 taza de harina de maíz integral
  • 2 cucharadas de ajonjolí tostado
  • 1/2 cucharada de semillas de chía
  • 1/2 cucharadita de paprika dulce
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Sal y pimienta
  • 1 1/4 tazas de agua (o dependiendo de las instrucciones del empaque de harina)

Preparación

  1. Pre calienta el horno a 200C.
  2. En un bowl, mezcla los ingredientes secos (todo menos el agua).
  3. Agrega el agua y mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.
  4. Pon un poco de harina sobre una tabla o superficie plana y pon la masa. Con un rodillo o un objeto cilíndrico, aplana la masa hasta obtener una lámina delgada.
  5. Con un cuchillo delgado, haz cortes con la forma que quieras. Yo hice triángulos. Para despegar la mezcla de la tabla o superficie, utiliza el mismo cuchillo o una espátula muy delgada.
  6. Pon los chips en dos (o las que necesites) bandejas o refractarias grandes con papel parafinado. Cuida que cada chip tenga su espacio, no que quede uno encima del otro.
  7. Hornea de 20 a 40 minutos. Esto dependerá del grosor de los chips. Puede que unos estén antes que otros.
  8. Deja enfriar y disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *